21 julio 2011

Alexis Sánchez es el primer chileno que jugará en el Barcelona.

Un jugador que a los 19 años ya ha defendido la camiseta de Colo-Colo y River Plate -dos grandes del fútbol sudamericano- y dado el salto al fútbol europeo de la mano del Udinese italiano tiene que ser especial. Y Alexis Sánchez, el "Niño Maravilla", el primer chileno que vestirá la camiseta del Barza, sin duda lo es.

Nacido el 19 de diciembre de 1988 en Tocopilla, la localidad chilena más devastada por el terremoto que asoló el noroeste del país en 2007, pronto destacó en los correcalles de su ciudad, donde "Dilla", como lo apodaban de pequeño porque siempre andaba subido a los árboles en busca de algún balón colgado, llevaba de cabeza a los chicos del barrio.


Quizá ese sea el principal mérito de Alexis, que sigue jugando en las canchas de fútbol como lo hacía en la calle. Antes encaraba a amigos, vecinos y compañeros de clase que, hastiados de su insultante superioridad, no querían jugar más con él. Ahora, son profesionales consagrados quienes acaban retratados por el "Niño Maravilla".

Alexis siempre ha sido un talento precoz. Con 16 años debutó con Cobreloa, club vinculado al de su ciudad natal, en el Torneo de Apertura de 2005, pero su presentación en sociedad fue un mes después.

El 22 de marzo de 2005, el Cobreloa perdía 1-0 ante el vigente campeón, el Once Caldas, y un imberbe Alexis entraba en la segunda parte para revolucionar el partido y contribuir a la remontada de su equipo, que acabaría ganando aquel partido por 2-1.

Tras participar con la sub-17 chilena en el Campeonato Sudamericano disputado en Venezuela ese mismo año, llamó la atención de numerosos ojeadores, aunque fue el Udinese el club que compró sus derechos por 3 millones de euros.

Una primera cesión al Colo-Colo (con el que ganó el Clausura y Apertura la temporada 2006-07) y otra a River Plate, donde estuvo más pendiente de su familia tras el trágico seísmo y de una grave lesión de tobillo que de jugar a fútbol, le permitieron madurar lo suficiente para dar por fin el salto al fútbol europeo la campaña 2008-2009.

Tres temporadas después y tras superar algunos problemas de adaptación, Alexis ha convertido al Udinese en el equipo revelación de la Serie A y él ha sido reconocido, a sus 22 años, como el mejor futbolista del "calcio".

Extremo vertical, eléctrico, de técnica depurada, rapidísimo en la conducción, muy dinámico, de gran despliegue físico, con enorme incidencia en todos los flancos de ataque del equipo y mucha llegada al área. Un driblador nato que también ayuda en la recuperación del balón y que no para de correr durante los noventa minutos. Así es Alexis Sánchez.

En el debe, que a veces resulta excesivamente individualista y que le falta pausa en la definición, pero ambos son pecados de juventud que seguramente pulirá con el tiempo.

De hecho, esta temporada, en Udine, ya ha empezado a ver puerta con facilidad (12 goles y 11 asistencias) y su contribución realizadora en un equipo del caudal ofensivo del Barça se supone que aun será superior.

Icono de Nike en Sudamérica, a Alexis le sobra fútbol, planta y carisma para convertirse en un "crack" mediático universal. Su camiseta, la del "7" de la selección chilena, ha sido en los últimos años la más vendida en su país, donde un grupo musical le ha dedicado una canción: "El Niño Maravilla".

El diario "L"Equipe" lo bautizó como el Cristiano Ronaldo sudamericano e incluso Alex Fergusson pensó en él hace un par de temporadas para llenar el vacío que había dejado en el Manchester United la marcha de CR7 al Real Madrid.

Sin embargo, Alexis no solo tiene cosas de Cristiano, como un "look" particular y un exhuberante abuso de la filigrana. También las tiene de Messi. Como la "Pulga", apenas llega al metro setenta y es de centro de gravedad bajo, conducción veloz y aceleración vertiginosa, aunque no es zurdo sino diestro.

Fuera del terreno de juego, se muestra esquivo con la prensa y ajeno a todo lo que acontece alrededor del fútbol. Apenas ve partidos ni conoce el historial de los equipos ni las características de los rivales, porque como Messi es de lo que piensa que el fútbol ni se ve ni se habla; se juega.

Junto a Mauricio Isla, con quien formaba un tándem letal por la banda derecha en Udinese, Arturo Vidal, Gary Medel o Carlos Carmona, formó parte de aquella selección chilena que acabó tercera el Mundial sub-20 de 2007 que se jugó en Canadá.

Esa excelente generación de futbolistas es la base del Chile que disputó el pasado Mundial de Sudáfrica de la mano de Marcelo Bielsa. Alexis es, de largo, el más talentoso de todos ellos. Seguro que su nombre salió en alguna conversación telefónica entre el "Loco" y su amigo Guardiola: "Hazme caso, Pep. Ficha al "Niño Maravilla"". 

EFE
Publicar un comentario
x

Bienvenido al Blog de Beto Leiva.

Escribe aquí tu correo para enviarte todo el material y videos de mi Blog. Hoy tenemos un regalo especial para ti:

Ingresa tu dirección de Correo: